La-llegada-de-los-influencers-y-su-repercusiOn-digital

La llegada de Internet 2.0 y la estandarización y globalización de este fenómeno, supuso también la creencia y la afirmación de que, en Internet, se podía opinar de todo y de todo el mundo. Hoy en día, una noticia se propaga antes por Facebook que por su propio medio de comunicación. Y una marca vente antes por Instagram que por su página web. Por este motivo, hoy vamos a tratar el tema de los influencers.

En un mundo en el que todo el mundo puede expresar su opinión sin, prácticamente, obtener una represión, era lógico que surgieran personas que decidieran aprovecharse de estas opiniones, consejos, burlas y críticas.

El influencer es la celebritie del siglo XXI, capaz de mover montañas y convencer con una simple pero efectiva campaña en redes sociales. Tomando como definición, podríamos decir que un influencer es una persona que tiene la capacidad de movilizar a las personas a través de las redes sociales. Animarlos a hacer cosas, modelar sus opiniones y gustos e incluso decidir por ellas en el día a día. Están considerados figuras mediáticas con más o menos experiencia en su caso pero que se hacen oír, escuchar y leer.

Hay influencers de moda, de gastronomía (los llamados foodies), de videojuegos y, por supuesto, los influencers de Youtube. Los que iniciaron el juego de obtener dinero y fama a partir de vídeos en el canal (véase el Rubius, por ejemplo). También hay que aclarar que hay influencers que ya eran famosos antes de introducirse en este mundo (actores o modelos) e influencers que vienen del anonimato.

Los influencers y la publicidad

Tal ha sido el boom de los influencers que las marcas y las empresas no han tardado de aprovecharse del filón publicitario. Por qué pagar una carísima campaña publicitaria en televisión cuando puedes pagar a uno de estos influencers para que anuncie tu producto. Realmente es la fórmula del éxito porque la gran mayoría de veces, los seguidores ni se enteran de que es publicidad.

influencers-en-el-mundo-digital

En un principio, el hecho de que estas personas ganaran dinero vendiendo y mostrando productos, generó mucha controversia. Recordemos la noticia del propietario de un restaurante que se encontró con que una influencer le pedía 100€ y la cena gratis por hablar de su restaurante. Ahora, vemos normal hacer fortuna de este método, convirtiéndose en la profesión del siglo XXI (de lo que llevamos de siglo XXI por lo menos).

Básicamente, la palabra de un influencer (o blogger o youtuber) tiene mucha importancia y repercusión entre sus posibles miles de seguidores. Por tanto, estos pueden convertirse en potenciales clientes de la marca. Además, como estos influencers suelen utilizar varias plataformas, las marcas pueden tener un mayor alcance.

Próximamente, continuaremos tratando el tema de los influencers en el blog de Difusión Comunicación para enseñaros cómo realizan campañas publicitarias, cuáles son las más destacadas y cómo encontrarles para realizar las propias.

Leave Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *