Hace poco más de 30 años , a la empresa Xerox Corporation les cayó una manzana en la cabeza, lanzaron el primer ordenador con ratón: el Xerox Star 8010.

Fue el primer sistema comercial en incorporar varias tecnologías que han llegado a ser corrientes hoy en día en los ordenadores, incluyendo una pantalla con bitmaps en lugar de solo texto de 17 pulgadas, utilizando una interfaz gráfica de usuario basada en elementos tales como ventanas, íconos, carpetas… y utilizar periféricos como ratón, red Ethernet … así como el uso de servidores de archivos, servidores de impresoras y correo electrónico.

Este ordenador estaba adelantado a su tiempo, sólo un pequeño círculo de desarrolladores entendían el potencial del sistema, además de su elevado coste de compra e instalación, hicieron que fuera un fracaso comercial, otra posible razón fue debido a la estructura corporativa de Xerox en sí misma, una compañía de impresoras y copiadoras, con lo cuál no tenía mucha experiencia con tecnología de sistemas, en cambio IBM ese mismo año sacó su PC…

Mientras tanto, en otro lugar de América … Apple apuesta por el desarrollo de periféricos: el ratón; este amiguito ya tenía su diseño y creación a cargo de la Universidad de Stanford ya en 1968, pero no fue hasta 1980 cuando Apple pidió a un grupo de jóvenes un periférico seguro, barato y que se pudiera producir en serie. Partían de un ratón basado en tecnología de Xerox de un coste alrededor de los 400 dólares, con un funcionamiento regular y casi imposible de limpiar. El por entonces un jovencísimo Steve Jobs, quería un precio entre los 10 y los 35 dólares.

Durante esos años de lanzamiento y mejoras por parte de Xerox, Steve Jobs negoció la visita a las instalaciones en Palo Alto (California) de Xerox de I+D para que pudieran ver los adelantos en interfaz gráfica de usuario (GUI) que Xerox estaba desarrollando.

Los ingenieros de Apple posteriormente montaron su interface de usuario basada en texto dentro de un GUI; todo este desarrollo, tecnológico fue utilizado para la creación del Macintosh 128k en 1984.

Entonces, después de este resumen histórico, llegamos a la moraleja de porqué no hacer lo mismo que Xerox para no fracasar: las tres grandes diferencias que radican entre el éxito de Apple y el fracaso de Xerox en los ordenadores de los 80.

Estas diferencias fueron:

  • El primera, el precio de venta, el Apple salió por 2.500 dólares y el de Xerox 16.000 dólares
  • El segundo, el enfoque, Apple pensaba más en el usuario doméstico no profesional,
  • Y el tercero y el que más empuje le dio a Apple: supo hacer buena campaña de marketing y vender su producto, el hecho más destacado fue el anuncio de televisión donde se emitió por primera vez el Apple 128K en el SuperBowl en el año 1984, el cual fue dirigido por Ridley Scott y su coste fue de 800.000 dólares.

En definitiva, que Xerox vió la manzana caer, y Apple le dió el mordisco…

Leave Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *