5 pistas para optimizar tu experiencia con las landing page de Adwords

Hoy dia son muchas las pautas que se siguen para enviar a los potenciales consumidores hacia una landing page donde se supone que el usuario va a entrar y disfrutar de la promoción de un producto en concreto.

El problema viene cuando ese usuario tarda menos tiempo en salir que en entrar, sea por la razón que fuere.

Obviamente, nos devanamos los sesos del porqué, si por nuestra parte hemos montado un anuncio en Adwords original, que apunta a una landing page fascinante y fantástica, pero el resultado es un desastre.

Y como no, eso no nos lo podemos permitir, hay que aprovechar el paso por la landing page para que compre ese producto, obtener una nueva alta a las newsletters.

¿Cómo cambiar el sentido de la balanza de una posible conversión a una posible salida fortuita?

Aquí te ofrecemos 5 pistas para dirigir tus ventas a través del PPC de tus anuncios

 

1) Cómo enviarlos a la landing page

Si un usuario ha pulsado tu anuncio, es porqué lo que está leyendo es lo que está buscando, o porqué parte de la información que estás describiendo en el anuncio, es lo que necesita.

Lo que ocurre es que cuando lo envía a la home, directamente abandonan la web

Si hacéis esto, tenéis un problema, ya que éstas normalmente tienen  pocas referencias sobre el anuncio original que los potenciales clientes han ido a buscar, debido a que la página ha sido diseñada específicamente para el contenido del negocio en general, obviamente porqué la necesidad genérica de la empresa es una cosa, y el anuncio es otra.

Google ha creado una serie de mecanismos para dirigir a buen puerto esta situación.

El nivel de calidad, es una estimación de la relevancia de nuestros anuncios, palabras clave y landing pages para la persona que hace click y quiere ver el anuncio. A mayor nivel, significa que Google considera que nuestra landing page promete lo que el anuncio está diciéndole al usuario.

Estudiando este nivel de calidad sabrás si el destino será agradable al usuario o no

 

2) La cabecera de tu anuncio debería ser igual al título de tu página

Será una analogía un tanto peculiar, pero ponte en el caso de que el usuario es como un perro que sigue un rastro de olor: este sigue el rastro hasta que encuentra lo que le gusta, pero durante el camino ha encontrado diferentes puntos negros que, tras buscar un rato, no le llevaban a nada.  Este buscaba la solución a un problema, y si no la encuentra  a la primera, busca al lado, así todo el rato hasta que encuentra lo que quería.

Para que esto tome forma, pensad que el  olor es la cadena de búsqueda que ellos realizan, hasta que encuentran lo que quieren.

Los puntos negros se podría traducir en que el potencial cliente, al entrar, le da al botón de volver del explorador porqué no le gusta lo que ve, y continuar buscando lo que quieren en el sitio de al lado.

Y como no, un usuario es como ese perro de la comparación, está en constante movimiento, no para de navegar hasta dar con lo que quiere, y necesitan ver que haya una fuerte relación entre lo que buscan, y lo que encuentran.

Si al entrar a la página, directamente no aparece nada que destaque, y que relacione lo que han buscado, se van a ir, así que si el título es el mismo, por lo menos pensarán “veamos que dicen sobre XYZ”, aunque sea muy similar. Si les ofreces una cámara de 12 Megapíxeles, modelo ABC, ofrécesela directamente, para que la vea nada más entrar, no con rodeos textuales y intentando aprovechar para optimizar el SEO (hay otras métodos para tal cosa)

 

3) Ofrece una landing page para cada variante de anuncio que tengas

Tu campaña de Adwords tiene que ofrecer un montón de variantes sobre el anuncio que ofreces, cada una de ellas con diferentes cabeceras / cuerpos y destino de la acción.

Si para el seo, estás en constante búsqueda de optimizar la descripción, las keywords y el contenido web, de cada una de las páginas para que el robot de Google te tenga mejor consideración porqué ve que tu página es un sitio muy bueno, en este caso optimiza también los anuncios. Por eso te recomiendo que para cada anuncio, prepares una landing page diferente.

Sí, lo sé, es un árduo trabajo, pero con este método nos aseguraremos un alto porcentaje de interés por el usuario, y una posible conversión.

 

4) Monta una landing page que ofrezca una experiencia única

Como ya he comentado, hay que montar una landing page para ese anuncio específico. Pero ¿cómo hacerlo?

Google ofrece una serie de pasos de cómo realizarlo. Estas te fuerzan a escribir anuncios que “sean relevantes, claros y que describan el producto o servicio que ofreces”.

Cada aspecto de tu landing page tiene que dar información relevante que informe a tus potenciales clientes .

–          Muestra tu producto, no lo describas: el rich media es de los mejores recursos que podrás utilizar.

–          Añade subtitulos con descripción relevante: para aquellos que no les gusta leerse un parrafazo de contenido, así se hacen una idea resumida de lo que ofreces. A parte, que como estará bien estructurado, a Google le gustará.

–          La página debe ser lo más liviana posible: Si es muy lenta, no querrán entrar.

–          Acción clara y rápida: un botón de “compra ya”, un formulario de contacto lo más visible posible. Nada más entrar que se vea lo que és y lo que se pretende que haga.

–          Añade algunos testimonios: alguien que no te conoce se verá reacio a comprar a la primera de cambio, si se añaden algunos testimonios de venta, ayudará a que de el paso definitivo.

 

5) Configura un seguimiento de ventas

El error más grave es intentar medir solo el CTR o el PPC del anuncio. Lo correcto no es intentar atraer 1000 clicks, sino 1000 clicks correctos.

¿Y estos cuales son? La respuesta es sencilla, los que llegan a la “página de gracias”.

Hasta aquí todo es un poco abstracto, pero hay que pensar que el entrar a la landing page, este evento ya es parte de un sistema de embudo o funnel: los que sabéis de gestión comercial sabéis que es esto. Para los que no, que sepáis que son los estadios por los que pasa una oportunidad comercial.

Para la landing page, sería el camino por el cuál el usuario sigue el rastro del anuncio, hace click, lee el contenido de la landing page, realiza la acción deseada (rellena un formulario o llena un carrito de compra) y finalmente llega a la página de “muchas gracias por realizar esta acción”.

Y este será en definitiva, el que realmente determinará si tu funnel que comienza con el anuncio, es eficiente.

En este caso, recomendamos utilizar Google Analytics para estudiar ese camino.

 

¿Pero cuál es la meta?

La landing page, es la clave para una perfecta campaña por clicks. Pero no tienes que pensar que la consecuencia sea obtener muchos usuarios que lean lo que hay detrás de la misma, o ofrecer al cliente estadísticas diciendo que hay muchos clicks. Aquí hay un negocio, y se deben generar ventas, sea cual sea el método que se utilice.

Cuando se monta una landing page, hay que ver como repercutirá en las futuras ventas, a corto o medio plazo.

Si tienes una campaña de Adwords, reevalúala, puede que sea necesario hacerle un pequeño ajuste. Y si no tienes ninguna, ¿a que estás esperando?

Leave Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *